DESARROLLO DE PROGRAMAS A MEDIDA

No temo a los ordenadores; lo que temo es quedarme sin ellos.

Isaac Asimov